Rocío Abed (esposa de Justo Zacarías Irún) asumió y juró como diputada en reemplazo del diputado Ulises Quintana, quien pidió un permiso "justificado" sin goce de dieta para ausentarse a las sesiones de la Cámara Baja.  Quintana está imputado por tráfico de drogas en carácter de cómplice, tráfico de influencia, asociación criminal, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, además se encuentra en la Prisión Militar de Viñas Cué.