En la duodécima temporada de La Arquitectura y el Cine el próximo martes 2 de octubre a las 18 h en el Aula Magna de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte (FADA) de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) se exhibirá, en la segunda parte de la temporada académica TRES COLORES: AZUL (“Trois couleurs: bleu”, 1998)


Acostumbrado a seleccionar películas de interés que despiertan en el espectador motivos para disfrutar del séptimo arte y reflexionar sobre diversos aspectos estéticos, emocionales, racionales y vivenciales, el arq. Escobar, presenta las películas de La Arquitectura y el Cine antes de ser exhibidas para ser entendidas en su contexto.

Las películas se exhiben habitualmente en el Aula Magna de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Arte (FADA)- Campus de San Lorenzo (Acceso por la Av. Mcal. López y/o por la Av. E. Ayala.). El ciclo de cine es libre y gratuito, para todo público.

Las películas del mes de Octubre

  • Martes 9: LA LECCIÓN (“Urok”, 2014).
  • Martes 16: YO, DANIEL BLAKE (“I. Daniel Blake”, 2016).
  • Martes 23: DHEEPAN (“Dheepan”, 2015).
  • Martes 30: LA CAZA (“Jagten”, 2012).

Sobre la película TRES COLORES: AZUL (“Trois couleurs: bleu”, 1998)

Procedencia: Francia / Polonia / Suiza.

Duración: 98 minutos.

Director: Krzysztof Kieslovski.

Intérpretes: Juliette Binoche (Julie Vignon) / Benoit Régent (Olivier) / Florence Pernel (Sandrine) / Charlotte Véry (Lucille) / Emmanuelle Riva (la madre) / Hélène Vincent (la periodista) / Hugues Quester (Patrice).

Síntesis argumental: Julie ha perdido a su marido – un aclamado compositor – y a su joven hija en un accidente automovilístico. Julie trata de realizar una nueva vida, libre, lejos del mundo, totalmente independiente, anónima, solitaria, fuera de París. A pesar de todo, la gente del pasado y el presente se cuela con sus propias necesidades en su vida. La edición de la composición inconclusa de su marido la devuelve al mundo de los vivos. Eso es la LIBERTAD.

Comentario: Krzysztof Kieslowski es un director ya desaparecido cuya obra es actualmente muy apreciada, especialmente los tres colores de la bandera francesa que simbolizan la LIBERTAD, LA IGUALDAD Y LA FRATERNIDAD de su trilogía cinematográfica “TRES COLORES”. La primera de ellas – la que simboliza la LIBERTAD – es admirable en su retrato de una mujer que recompone lentamente su vida destrozada mediante su entrega al arte, musical en este caso. La espléndida actuación de Juliette Binoche merece por otra parte una visión impostergable de una de las películas preferidas del director polaco asentado en Francia en su última etapa de director.

León de Oro a Mejor Película y Copa Volvi a Mejor Actriz – Juliette Binoche – en el Festival Cinematográfico de Venecia 1993.