Miles de mujeres se manifestaron hoy en diferentes ciudades de Brasil contra el ultraderechista Jair Bolsonaro al grito de "Él no", después de una masiva movilización en las redes sociales contra el candidato líder en intención de voto.


Las protestas de este sábado canalizaron la creciente insatisfacción de una parte de las brasileñas contra Bolsonaro, un nostálgico de la última dictadura militar y polémico por un historial de declaraciones racistas, homófobas y machistas, aunque también hubo actos en apoyo del candidato.

Una de las mayores concentraciones contra Bolsonaro tuvo lugar en Sao Paulo este sábado, el mismo día en el que el abanderado del Partido Social Liberal (PSL) recibió el alta tras más de tres semanas hospitalizado al sufrir una puñalada durante un acto de campaña.

“Estoy aquí por un bien mayor, contra un candidato totalmente homofóbico, fascista, racista”, afirmó a Efe la joven Camila Palmeira, de 23 años.

El objetivo de la protesta, convocada en las redes sociales, tiene como objetivo frenar la victoria de Jair Bolsonaro, al frente de la carrera electoral con un 28 % de intención de voto, pero también con un elevado rechazo entre los electores, especialmente entre las mujeres.

Según las últimas encuestas, Bolsonaro se enfrentaría en una segunda vuelta a Fernando Haddad, sucesor de Luiz Inácio Lula da Silva, pero perdería en el balotaje.

El propio Bolsonaro afirmó la víspera que no reconocerá un resultado en las urnas que no sea su triunfo y subrayó que una victoria del Partido de los Trabajadores de Haddad supondría “fraude”.

“Como abogada he visto un retroceso en la democracia brasileña y esta manifestación es un espacio para afirmar que el pueblo brasileño no va a aceptar ningún retroceso en las libertadas democráticas en nuestro país, que fueron muy caras, muchos fueron presos y otros están todavía desaparecidos”, señaló a Efe la abogada Ana Luzia Marchiori.

Para Thiago Ribeiro Riveira, quien acompañó la marcha de las mujeres en Sao Paulo, los brasileños concentrados en la manifestación “están unidos” por una causa común: frenar la llegada al poder de Bolsonaro.

“Creo que él representa una amenaza a nuestra democracia. Estamos en un momento muy delicado y necesitamos unirnos. La sociedad brasileña es diversa y estamos todos unidos contra la misma causa, contra ese candidato que amenaza varios valores que tardamos años en construir”, explicó a EFE.

En medio de la manifestación convocada por mujeres para expresar su rechazo a Bolsonaro, seguidores del candidato también organizaron actos en diversas ciudades para mostrar su apoyo al capitán de la reserva, que en las últimas semanas ha moderado su discurso y ha afirmado que sus polémicas declaraciones han sido malinterpretadas.

Bolsonaro, un firme defensor de la liberación de las armas en Brasil que ha reunido el descontento de una parte de la población contra el PT y la corrupción de los partidos políticos, salió hoy del hospital tras permanecer ingresado más de tres semanas por una puñalada sufrida el pasado 6 de septiembre en la ciudad de Juiz de Fora.

El militar retirado, “plenamente recuperado”, se trasladó a Río de Janeiro, donde reposará en su casa y evaluará su participación en el último debate televisado el próximo jueves antes de las elecciones del 7 de octubre.

Fuente: EFE