Descargar el Audio

Hoy se cumplen 7 años del fallecimiento de Fernando Javier Pintos Aguilar, que en ese entonces tenía 16 años e hijo del ahora concejal capitalino Javier Pintos Balbuena, arrollado por el vehículo del equipo de auxilio del político liberal Blas Llano, participante de aquel evento deportivo. 


“El accidente de este muchacho mecánico que falleció es similar a lo que le paso a mi hijo y hago la comparación para que vean la conducta de las personas en un evento así y más aún cuando hay personas con poder”, comentó el concejal sobre su lamentable experiencia.

Manifestó que ese 1 de octubre del 2011 su hijo estaba lejos de la pista con todas las medidas de seguridad y que el mecánico de Blas Llano, en estado etílico, lo atropelló. “Este badulaque actuaba como todo poderoso por ser del equipo del senador”, aseveró.

“Estaba borracho a las 8 de la mañana producto del descontrol y la falta de garantías durante este evento tan grande. Su conducta deplorable le mató a mi hijo”, subrayó.

Dijo sentir en “carne propia” la manipulación de la justicia por culpa de las “presiones políticas”. “Yo entiendo la reacción de la ciudadanía ante estos legisladores”, explicó.

Recordó además que en ese entonces, Blas Llano era presidente del Partido Liberal y la abogada de la defensa era Basilisa Vázquez, dirigente de Equipo Joven y en ese momento apoderada del PLRA. “Saca tus conclusiones”, asumió.

Comentó que presentó una minuta y que ya está hablando con algunos diputados para buscar cambiar la tipificación en casos de muerte por alcohol al volante. “Que se deje de usar el homicidio culposo por algo más grave”, refirió.