En caso de triunfar Jair Bolsonaro, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil, el próximo 28 de octubre, sería el nacimiento de un gobierno con políticas proteccionistas y nacionalistas que afectaría al Paraguay, según analiza el economista Amílcar Ferreira.


En declaraciones a Radio Nacional del Paraguay, Ferreira dijo que Bolsonaro, ganador de las presidenciales este domingo en Brasil en su primera vuelta, se presenta como favorito ganador de la segunda vuelta el próximo 28 de octubre. Ante una abultada diferencia obtenida  ante su rival opositor, los economistas ya miran en perspectiva lo que podría ser el Brasil con su  gobierno de derecha.

Para Ferreira, analizando los discursos de Bolsonaro, identifica señales de una política nacionalista en términos económicos, que puede significar proteccionismo, similar a lo que ocurrió en el norte del continente, es decir, “Bolsonaro puede ser al Mercosur lo que Trump es para el Nafta”.

Explicó que cuando Trump asumió contra todo pronóstico el gobierno de Estados Unidos, este “pateó el tablero” y  exigió la renegociación con México y Canadá, de acuerdo al libre comercio, para que el acuerdo sea beneficioso para Estados Unidos en detrimento de sus vecinos.

“En nuestro caso el escenario sería de un Brasil más proteccionista, que si bien es cierto la diferencia con Norteamérica en relación al Mercosur, es que no ha significado una integración importante, más bien esa política proteccionista ha sido predominante siempre”, dijo.

Agregó que en los últimos años Paraguay ha tenido éxito en atraer inversiones del Brasil mediante la maquila, logrando la instalación de industrias en una cantidad importante dentro del territorio nacional a costa de las inversiones en Brasil.

Aclaró que todo ese movimiento de industrias hacia el Paraguay se hizo con el beneplácito del gobierno brasileño, ya que la producción de cableados para automóviles es trabajado en coordinación con las fábricas brasileñas, mientras que el traslado de los productos es controlado por miembros de la Receita Federal, que facilitan el paso de los camiones a través de la frontera mediante el denominado “canal verde”.

“Quizás una política proteccionista podría dificultar estos procesos, ojala que no sea así sino todo lo contrario”, dijo Ferreira.

Otro tema donde se podría ver el proteccionismo e incluso el nacionalismo, sería en lo referente al comercio fronterizo,  ya que  se podría comenzar a observar  mayor  presencia militar en la frontera controlando el ingreso de productos al Brasil, en lucha frontal contra el contrabando, y la  instalación de “Duty Free” en las ciudades fronterizas brasileñas. “Todo eso podría formar parte de una agenda nacionalista” estimó.

Finalmente el economista se refirió a las futuras negociaciones con el Brasil sobre la hidroeléctrica binacional Itaipú, previstas para el 2023. “Con  Bolsonaro en Planalto deberíamos de bajar las expectativas de conseguir algo, porque él según su discurso, es un nacionalista a ultranza, defendiendo los intereses de Brasil, podría tener un gobierno de mano dura rodeándose de un gabinete de exmilitares, con un discurso de derecha, nacionalista, la mano dura, la dictadura, el militarismo, son escenarios posibles”, indicó.

Finalizó explicando que será un desafío importante para la Cancillería Nacional “desplegar sus armas de seducción,  para que se sostengan relaciones de manera cordial. “Será un desafío importante para la diplomacia, porque no se ve nada bueno el escenario que se viene”, concluyó.

Fuente: Agencia IP