Descargar el Audio

Tras denuncias de vecinos aledaños a la calle Oliva entre Montevideo y Ayolas sobre un un nauseabundo olor, se halló un cuerpo de sexo masculino en avanzado estado de putrefacción en lo que aparenta ser un inquilinato de estacionamientos. El forense a cargo no descarta la existencia de otro cuerpo, porque el olor aún no se dispersa tras el hallazgo y sospechan que otro cuerpo estaría enterrado bajo una lechereada. 


El cuerpo ya fue trasladado a la morgue judicial y se espera una autopsia para conocer la causa de muerte. Las autoridades no descarta que haya más cuerpos en el lugar.

[EN DESAROLLO]