Cuatro cuerpos (un adulto, dos mujeres y un menores) serían los hallados en el microcentro de Asunción y uno de los cádaveres pertenece a Dalma María Rojas, una artemarcialista. Se la habría reconocido por el color de su cabello (que según reportan lo cambiaba de color constantemente), sus tatuajes y también por una integrante de 'Narices Frías' (grupo de rescate de animales) que había regalado un perro pitbull a Dalma. Los otros tres cuerpos aún quedan sin identificar.