La agente fiscal Esmilda Álvarez de la Unidad Penal N°7 de la ciudad de Asunción formuló imputación contra Bruno Javier Marabel Ramírez por la supuesta comisión de los hechos punibles de homicidio doloso y Transgresión de la Ley N° 5777/2016, Ley de Protección Integral a las Mujeres, contra toda forma de Violencia (Feminicidio). Además, fueron procesados Marcelo Gabriel Sosa Díaz, María Araceli Sosa Díaz y Alba Rosalina Armoa Núñez, por la supuesta comisión del hecho punible de Homicidio Doloso.


Asimismo, la representante del Ministerio Público solicitó al juez Penal de Garantías la aplicación de la medida cautelar de prisión preventiva para todos los procesados a los efectos de que guarden reclusión en un centro penitenciario.

En la ocasión se convocó a funcionarios del Laboratorio Forense, con quienes se inspeccionó el lugar, encontrándose en la puerta de madera frontal de la vivienda, un montículo de escombros, por lo que se procedió a excavar el lugar, hallándose un cuerpo humano de sexo masculino, en estado de descomposición así también, cerca del cuerpo se encontró una fotografía, en el cual se visualizó a 5 personas.

Posteriormente, se remitió el cuerpo a la morgue judicial para su inspección e individualización, así también, se procedió a la inspección íntegra del interior de la vivienda, del patio, donde se encontraba un baño en la parte trasera, en cuyo interior se encontró mechones de pelo de varios colores y ropas femeninas, por lo que, se procedió a escavar hallándose cuatro cuerpos.

El primero de ellos se trataba de un cuerpo de sexo femenino, el cual fue identificado como perteneciente a Dalma María Rojas Rodas, el segundo también de sexo femenino y los dos últimos pertenecientes a dos menores de edad, todos ellos en estado de descomposición.

Posterior a ello, se procedió a la verificación de las habitaciones de la vivienda mencionada, encontrándose en una de las mismas, cuatro aparatos celulares, documentos varios relacionados a contratos de alquiler, recibos de dinero, cédulas de notificaciones, entre otros.

Así también se halló una pala de madera, con rastros presumiblemente de sangre y cabello, encontrándose también bolsas de supermercado, conteniendo en su interior enseres que fueron comprados en fecha 1 de octubre de 2018, conforme a los tickets.

Cabe resaltar que en el momento del procedimiento, uno de los televisores se encontraba encendido.

 

El 9 de octubre a las 08:00 se procedió a la continuación de los trabajos de inspección técnico ocular realizados por personal del Laboratorio Forense del Ministerio Público y personal policial de Criminalística de la Policía Nacional.

Compartí: