Descargar el Audio

Sofía Núñez del "Grupo Hagamos Algo por Humaitá" explicó que desde hace semanas vienen exigiendo la intervención de la Municipalidad de Humaitá ya que cuestionan la gestión del intendente cartista Víctor Casimiro Bordoli Brítez, quien está imputado por la propiedad de los objetos y otros derechos patrimoniales (apropiación)


La mujer explicó que desde el periodo 2015 el intendente viene cometiendo irregularidades, sostuvo que despidió a funcionarios de la Municipalidad que no respondían a su línea política. “No les pagó, pero recibió plata para pagar a los funcionarios”, manifestó.

“En el 2017 hubo un gran temporal que azotó la ciudad, el intendente repartió 5 chapas a cada afectado pero en documentos de la SEN figuraban 14 chapas, alimentos y colchones que nunca llegaron”, refirió.

Recordó además que en este año, el intendente se había apropiado de la única ambulancia de la localidad. “Cada vez que se iba a usar había que pedirle por favor al señor y en ese transcurso fue que falleció una beba”, señaló.

“Él piensa que Humaitá es su herencia, yo mando y todo es mío, nada es de ustedes, ese es su pensamiento. Víctor Casimiro Bordoli se llama y es de la ANR, ensucia el partido”, aseveró.

Una verdadera batalla campal se tuvo ayer en esta localidad de Ñeembucú, durante una manifestación de los ciudadanos cuando protestaban su gestión. “Anoche en otra manifestación frente a su casa hicieron lo mismo, tiraron varias piedras, 2 señoras están con heridas en la cabeza y un señor con la herida en su cabeza”, sostuvo.

“Mientras nos tiraban piedras el Intendente a todo volumen nos pone la música del partido colorado. Está protegido por políticos”, subrayó.

Concejales y vecinos habían acusado al intendente Víctor Bordoli (ANR) de negligencia criminal.