El serbio Novak Djokovic consiguió clasificarse este viernes para la semifinal del Masters 1000 de Shanghái tras ganar al sudafricano Kevin Anderson y luchará mañana por un puesto en la final ante el alemán Alexander Zverev.


“Va a ser definitivamente un partido cercano, muy similar en estilo al juego de hoy. Kevin (Anderson) es un gran servidor, un gran bateador de la parte posterior de la cancha, realmente agresivo, alto, y Sascha (Zverev) es similar a eso”, apuntó en una conferencia de prensa después del partido.

Ambos jugadores jugaron hace un año y medio en la final del torneo de Roma y Zverev venció al serbio y consiguió su primer ATP Masters 1.000, aunque hoy Djokovic aseguró que es un jugador totalmente diferente al de entonces.

“Era una superficie diferente y entonces no sentía que jugaba tan bien como lo hago hoy”, dijo.

EFE