El número de muertos a causa de las trombas de agua que ayer causaron inundaciones en zonas próximas a Carcasona, en el sur de Francia, se sitúa en doce, aunque podría aumentar porque hay dos personas desaparecidas, informó hoy la Prefectura (delegación del Gobierno).


Además, nueve personas resultaron heridas, dijo una portavoz de la Prefectura, que señaló la progresiva vuelta a la normalidad de algunas vías de comunicación que estuvieron suspendidas.

Esta tarde volvieron a circular trenes entre Castelnaudary y Carcasona, así como entre Narbona y Béziers, pero continuaba interrumpido el tramo entre Carcasona y Narbona, lo que por ejemplo impide que pueda restablecerse la línea entre Toulouse y Barcelona.

Ante el mal estado de muchas carreteras secundarias, la Prefectura decidió activar un plan que permite utilizar gratuitamente la autopista A9 para llegar a localidades entre Béziers y Narbona.

Los centros escolares, que hoy permanecieron cerrados por segundo día consecutivo en el departamento del Aude, reabrirán mañana en la zona occidental del mismo.

Esta tarde aún había 825 hogares sin electricidad en ese departamento, donde la alerta por inundaciones ha pasado de “rojo” (la máxima) a “naranja”, un nivel menos. EFE