La Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley que amplía las penas para el delito de contrabando de frutas y hortalizas, siendo la pena mínima de 5 años y la máxima de 10 para los que cometen el ilícito. El proyecto incluye también a los funcionarios públicos que participen de la actividad, sea por acción u omisión de sus funciones.


El diputado Colym Soroka (ANR), quien presentó el proyecto, señaló que la medida es necesaria para proteger a los pequeños productores. Por su parte, la diputada Rocío Vallejo (PPQ), señaló que el problema de contrabando no se solucionará aumentando las penas, sino cumpliendo las medidas ya existentes, en referencia a que no hay detenidos por los casos de decomisos de grandes mercaderías.

Incidente durante la votación

El pleno de la Cámara Baja tenía dos proyectos para su consideración que modificaban Ley N° 2.422/2004, Código Aduanero, estableciéndose las penas para los infractores.

En primera medida fue votada la versión que establece penas de 2 a 5 años para los infractores, y de 2 a 10 años para los funcionarios públicos de los organismos de control que participen del hecho.

Sin embargo, la diputada Celeste Amarilla (PLRA) denunció que el voto del diputado Pedro Alliana figuraba en el tablero contador, siendo que el parlamentario no se encontraba en la sala.

Luego de este hecho, se volvió a reconsiderar el proyecto y quedó sancionada la versión que establece las nuevas penas.

Ante este hecho, bancadas de diputados de la ANR, por el movimiento Honor Colorado, y del PLRA abandonaron la sesión y la misma quedó sin quórum.

El presidente de la Cámara Baja, Miguel Cuevas, aseguró que se revisarán las imágenes del circuito cerrado para esclarecer lo acontecido y se tratará de llamar a una sesión extraordinaria para tratar los proyectos que quedaron pendientes.

Fuente: Agencia IP