Descargar el Audio

El intendente de Fernando de la Mora, Alcides Riveros, manifestó que convivir con la construcción del Metrobús es una preocupación diaria "y que no se duerme a la noche ni a la madrugada pensando en que a la mañana la ciudad pueda amanecer normal". "Es una pesadilla", expresó. Asimismo dijo que esperan "impacientes" el resultado de la reunión entre el Ministerio de Obras Públicas y la empresa encargada de la obra Mota Engil.


A su vez señaló que la obra del metrobús es una improvisación total, ya que no se tuvo en cuenta las expropiaciones de tierra y el pago a los frentistas para comenzar el proyecto. “Se comenzó al revés”, dijo.

Asimismo mencionó que lo peor que les podría suceder es que la empresa se vaya sin dejar la obra concluida, entrando de esta manera a un litigio judicial interminable. “Lo mejor que podría pasar es que la empresa haga todo lo que se comprometió a hacer hasta diciembre y se vaya, después se verá la continuación”, comentó.

“Para mí es algo increíble lo que sucede con los frentistas, según un trabajo que hicimos en la comuna, en Fernando de la Mora la venta bajó 70%”, expresó. Añadió que los más perjudicados son los trabajadores independientes, tapiceros, mecánicos, pequeñas empresas en general como comedores y los comercios chicos.