Líderes del partido fujimorista Fuerza Popular, entre ellos Keiko Fujimori, planearon acciones para deslegitimar al fiscal José Domingo Pérez, quien dirige las investigaciones en su contra por lavado de activos y quien anoche recibió amenazas en su casa, reveló hoy la prensa local.


El portal de investigación IDL Reporteros difundió una serie de conversaciones de un grupo de chat del liderazgo fujimorista en donde se planean acciones en contra de Pérez, información que habría sido entregada a la fiscalía por un testigo protegido en el marco de la investigación por la supuesta financiación irregular del partido.

En el grupo de chat, denominado “La Botica”, participan 18 miembros, entre los que supuestamente se cuentan a los congresistas Héctor Becerril, Úrsula Letona, Milagros Salazar, Daniel Salaverry, Rosa Bartra, Leyla Chihuán, así como la líder Keiko Fujimori y su asesor Pier Figari.

“Congresistas, me dicen que José Domingo Pérez está de viaje en Méjico. ¿No se supone que detiene para investigar, etc? Entonces para qué detuvo? ¿Así trabaja el fiscal?”, dice en el chat Figari.

En tanto que la congresista Chihuán le responde “¿Podríamos conseguir el récord migratorio? Con eso lo matamos. ¿Quién puede?”.

A lo que la congresista Úrsula Letona se ofrece a ser ella quien consiga el documento de registro de entradas y salidas del país.

Tras el viaje de Pérez a México, el Congreso, de mayoría fujimorista, lo citó ante la Comisión de Defensa y Orden Interno por considerar “polémicas” unas declaraciones que vertió durante un congreso allí en las que se refirió a los grupos armados Sendero Luminoso y el MRTA como “guerrilla o guerra civil”.

Mientras, anoche el propio Pérez denunció, apenas horas después de haber elevado un pedido de prisión preventiva por 36 meses a Keiko Fujimori por el presunto delito de lavado de activos, que desconocidos intentaron ingresar a su domicilio, forzando la cerradura de la puerta de su departamento.

“Al llegar a mi domicilio noté que la chapa de ingreso había sido violentada. Por fortuna de mi familia no se ha producido el ingreso de personas extrañas al interior. Sin embargo, tengo preocupación porque ni la portería ni la junta de propietarios advirtió el ingreso de personas extrañas al lugar”, señaló.

Asimismo, aseveró que ya comunicó el hecho a la Policía Nacional y pidió al Ministerio del Interior que tome las acciones correspondientes, lo que fue inmediatamente correspondido por las autoridades, quienes anunciaron que extenderían la custodia policial a la vivienda y la familia del fiscal.

“No sé si es un acto para amedrentar. (Los fiscales) ya estamos preparados para estas situaciones”, sostuvo.

La investigación de la fiscalía de lavado de activos está dirigida contra la financiación irregular de la campaña de Keiko Fujimori para las elecciones presidenciales de 2011, donde presuntamente enmascaró grandes donaciones de dinero no declaradas con una contabilidad ficticia en la que figuraban múltiples aportes de personas particulares.

Entre las donaciones presuntamente ocultas estaría al menos un millón de dólares de la constructora brasileña Odebrecht, que la compañía, protagonista del mayor escándalo de corrupción de la historia de Latinoamérica, declaró ante fiscales haber entregado a los exministros fujimoristas Jaime Yoshiyama y Augusto Bedoya.

Fuente: EFE