Cientos de brasileños comenzaron hoy a concentrarse en algunas de las principales ciudades del país para protestar contra Partido de los Trabajadores (PT) y su candidato presidencial, Fernando Haddad, y a favor de su adversario en la segunda vuelta de las elecciones, el ultraderechista Jair Bolsonaro.


Foto: @MBLivre - Twitter

Las manifestaciones fueron convocadas por el movimiento “Vem Pra Rua” (Ven a la calle), que adquirió un gran protagonismo durante las masivas contra la corrupción en 2015, cuando aún era presidenta Dilma Rousseff, y se espera que se celebren en al menos 260 ciudades del país.


Las protestas se producen un día después de que cientos de simpatizantes de Haddad, en su mayoría mujeres, protestasen contra Bolsonaro, un defensor de la dictadura militar (1964-1985) y con un largo historial de declaraciones machistas, racistas y homofóbicas, en una treintena de urbes del país.

En Río de Janeiro, la ciudad más emblemática de Brasil, cerca de un millar de personas vestidas en su mayoría de verde y amarillo y con banderas de Brasil se reunieron hoy en la orla de la turística playa de Copacabana y ensalzaron a Bolsonaro.

Bajo el lema “PT no para que Brasil no se convierta en una Venezuela”, los asistentes desplegaron una enorme bandera del gigante suramericano con la frase: “No aceptaremos fraude”.

Los actos en la ciudad carioca tuvieron su réplica en Salvador, Belo Horizonte, Belém y Brasilia, la capital del país, donde un grupo de simpatizantes del capitán en la reserva del Ejército se concentró en la Explanada de los Ministerios, donde están ubicados los principales edificios del Gobierno.

En Sao Paulo, la mayor metrópoli de Brasil, se espera, que cientos de seguidores del ultraderechista ocupen la Avenida Paulista, en el centro de la ciudad, a lo largo de la tarde de este domingo.

Según la encuesta más reciente, Bolsonaro ganaría el balotaje con un 59 % de los votos válidos frente al 41 % que obtendría Haddad, heredero político del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, condenado por corrupción e impedido de participar en la disputa.

Bolsonaro, que guarda reposo en su casa de Río de Janeiro tras la puñalada que recibió a principios de septiembre, agradeció el apoyo en redes sociales y compartió varios vídeos de simpatizantes que acudieron a las protestas.

“Infelizmente mi salud no me permite participar en actos públicos, hace cerca de un mes sufrí un intento de asesinato”, pero “estoy acompañando los actos y mi corazón está con todos ustedes. ¡Muchas gracias y que Dios les bendiga!”, escribió el aspirante del Partido Social Liberal (PSL). EFE