Descargar el Audio

El intendente de Fernando de la Mora, Alcídes Riveros, dijo que han declarado en estado de emergencia las zonas de obras del proyecto metrobús y exigen al gobierno despejar la zona para que el transito vehicular se normalice. Ante las demoras del proyecto, señaló que el que contrata debió gestionar los permisos y no la firma extranjera Mota Engil.


Riveros indicó que el MOPC debió quitar una resolución para la liberación de franjas que afectan a los terrenos, para que posteriormente la empresa Mota Engil realizara los pagos correspondientes, sin embargo aclara que hubo una falta de diálogo entre los frentistas y las autoridades, ya que nunca se les aviso, aseguró.

Por otro lado, señaló que hubo un acuerdo entre una empresa afectada y el MOPC, que no aceptaba que la obra ocupara parte de su vereda, por lo que se llegó a un acuerdo del pago de una suma de aproximadamente 28 millones de guaraníes. Sin embargo, la resolución está “bajo siete llaves en un cajón del Ministerio”, expresó.

Según Riveros, esta acción es una conspiración dentro del mismo proyecto ya que no se sabe que intereses podía haber tenido el acuerdo. Explicó que la empresa Mota Engil, debía recibir la orden para poder pagar y acceder a la franja, hecho que no ocurrió.

Agregó también que uno de los frentistas referentes había entregado su título al MOPC y que este supuestamente se encontró junto al de la empresa yerbatera. Lo cual no se sabe con qué intenciones se operaba. “Cajoneaban las resoluciones de pago autorizadas por el MOPC para la Mota Engil”, aseveró el intendente de Fernando de la Mora.