Paraguay avanza en el tratamiento de un proyecto de ley que garantice el acceso y la atención a los enfermos de cáncer, que se analizó en una audiencia pública en el Congreso en la que participaron pacientes y autoridades sanitarias.


El texto legislativo, consensuado por los legisladores y algunas instituciones públicas y privadas, contempla establecer la atención de las personas con cáncer como una “cuestión de derechos humanos” y plantea la creación de un Fondo Solidario para la Atención de Personas con Cáncer.

Este contará con unos recursos de 34 millones de dólares (200.000 millones de guaraníes) procedentes del Presupuesto General de la Nación (PGN), así como de impuestos y otros fondos.

El proyecto de ley plantea, entre otros, un aporte aproximado de unos 9,4 millones de dólares (55.000 millones de guaraníes) procedentes del 50 % de las recaudaciones por el impuesto selectivo al consumo de tabaco, y un porcentaje similar en el caso del impuesto selectivo al consumo de bebidas alcohólicas.

Esto último equivaldría a algo más de 5 millones de dólares (30.000 millones de guaraníes).

El fondo será administrado por el Instituto Nacional del Cáncer (Incan) y sus recursos, que no podrán sufrir recortes, solo podrán ser utilizados para lo dispuesto en la ley.

Asimismo, la aprobación de este proyecto de ley daría nuevas funciones al Incan, para que establezca protocolos de diagnóstico, tratamientos y plazos.

Durante la audiencia, el senador Pedro Santacruz, del Partido Democrático Progresista y proyectista del documento, recalcó que el Estado debe tener “obligaciones y prioridades” con los enfermos de cáncer.

“Esta ley trata justamente de establecer esas garantías para que el Estado asigne los recursos necesarios, de manera a cumplir con todos, con la creación de un registro de personas con cáncer, el protocolo de seguimiento y un fondo solidario para la atención integral”, señaló en su intervención.

El Ministro de Salud Pública y Bienestar Social, Julio Mazzoleni, quien también participó en el acto, recordó que “es fundamental seguir buscando fuentes de financiación, de manera que esto pueda ser un modelo sostenible con el tiempo”.

Sobre la financiación también se pronunció el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, que acudió a la audiencia.

El mandatario señaló que su Ejecutivo está “absolutamente comprometido” con la salud pública, para lo que pretende “buscar recursos” y “mejorar la calidad de gasto”.

Además, agregó que el PGN actual es el heredado del anterior Gobierno y que no será hasta el próximo año cuando su equipo pueda elaborar sus propios presupuestos.

Fuente: EFE