Descargar el Audio

La Directora de Meta Humano y Life Coach, Karina Martincich en su vuelta al 'Salón' nos comentó sobre los juicios y creencias que nosotros ponemos, etiquetamos o tenemos sobre nosotros mismos o asignamos a otras personas.  Las creencias son un tipo de juicio que tiene fundamento en una experiencia vivida o pasada, mientras que un juicio es un "espejo" de nuestros valores, relacionado a nuestro exterior y nuestro círculo. 


“Todo esfuerzo lleva recompensa” es una creencia, mientras que nuestro cerebro se encarga de nuestra relación con el exterior y nuestro círculo con los juicios, porque nosotros mismos interpretamos, juzgamos y asumimos.

Sobre los juicios:

Pueden ser límites o impulsores al ser aplicados a uno mismo. Un ejercicio recomendale es anotar cuáles son los juicios que tengo sobre mi mismo y buscar una solución a ello. Ejemplos: Estoy gorda, soy fea, soy inútil… también podemos analizar los juicios que existen en nuestro entorno familiar.

Sobre las creencias:

Dos o más personas con diferentes experiencias pueden generar creencias diversas como: “Todo esfuerzo lleva recompensa” o “cada día aprendemos algo nuevo”. El uso del término creencia, involucra reflexiones profundas e individuales adaptadas a las circunstancias vividas de cada uno.

Tres tipos de creencias limitadoras:

  • Las relacionadas con lo negativo, por ejemplo, “no vale la pena realizar el esfuerzo”.
  • Las que tienes que ver con nuestra capacidad “no puedo” .
  • Las que pensamos que no nos merecemos, que se corresponden con el tipo de pensamiento:  “no me lo merezco”.

“El proceso de coaching personal se encarga de enseñarnos a opinar y a dejar de emitir juicios de valor que no están fundamentados, para abrirnos al diálogo”.

Éste tipo de coaching, lo podés consultar con Karina en sus redes sociales: @Kmartincich o en la web http://www.metahumano.com