Descargar el Audio

Un ciudadano paraguayo pasó 15 años trabajando en España y decidió volver al país para atender a su madre enferma, trajo consigo todas sus pertenencias y al llegar, en Aduanas le pidieron G. 2.000.000 para la liberación de sus bienes, entre los que se encuentra su vehículo. El denunciante asegura que pagó todos los gravámenes legales que exige la Dirección Nacional de Aduanas.


El compatriota decidió no pagar la coima y denunciar el hecho. Mientras la resolución de liberación de sus pertenencias se encuentra cajoneado.

DqNi-beWoAEvivI DqNi9ujXQAAU78Q DqNi81uW4AIZx5n DqNi76kX0AAWHbI