El cuarto concierto del ciclo “Música en los Palacios de Asunción” que lleva adelante la Orquesta Sinfónica del Congreso Nacional (OSIC) se realizará el jueves 25 de octubre en el histórico Palacio Benigno López, sede de la Cancillería Nacional.


La OSIC presentará el concierto “Vivaldi y Bach: los maestros del Barroco” y contará con la participación del Bach Collegium de Asunción, agrupación especializada en la interpretación de obras de Johann S. Bach

El concierto iniciará a las 20:00 en el Ministerio de Relaciones Exteriores, Palma esquina 14 de mayo, con acceso libre y gratuito para 100 personas, que es el aforo del recinto.

Bajo la dirección del maestro Diego Sánchez Haase, la OSIC incluirá en su programa las piezas: Conciertos para flauta y orquesta, de Antonio Vivaldi, la Cantata BWV 10 “Meine Seel erhebt den Herren”, de J.S. Bach, donde serán solistas Malia Bendi-Merad, soprano (Francia), Gabriela Arias, alto; José Mongelos, tenor, y Víctor Torres, barítono (Argentina).
Esta es una cantata de iglesia escrita por Johann Sebastian Bach en Leipzig para la festividad de la Visitación y estrenada el 2 de julio de 1724. Está basada en el Magnificat alemán de Martín Lutero.

Sobre el edificio histórico

El Palacio Benigno López que actualmente ocupa el Ministerio de Relaciones Exteriores perteneció originalmente a Benigno López Carrillo -hijo del Presidente de la República (1840-1862) Carlos Antonio López y de Juana Pabla Carrillo- quien había adquirido la propiedad en el año 1860 y contratado los servicios del arquitecto italiano Alejandro Ravizza para que realizara el diseño y la construcción del edificio, entre los años 1861 y 1865, tal como reza una inscripción localizada en una de las esquinas del patio central.

De estilo neoclásico, este edificio es uno de los más representativos de las obras arquitectónicas concretadas durante el gobierno de Carlos Antonio López. Todos los ambientes importantes, además de abrirse al patio central, se integran al espacio público a través de ventanas, en las que se utilizó el arco de medio punto coronados por molduras tipo follaje y pequeñas cornisas sostenidas por ménsulas decoradas.

Con la restauración y puesta en valor de este edificio de carácter patrimonial, el Ministerio de Relaciones Exteriores se propuso rescatar espacios, estructuras y ornamentaciones originales que se han podido preservar a pesar de las diferentes, sucesivas y fuertes intervenciones experimentadas a través del tiempo.

Fuente: Agencia IP