Representantes políticos del Departamento de Misiones, al sur de Paraguay, se reunieron hoy con el canciller, Luis Alberto Castiglioni, para expresarle su intención de recuperar los restos del guitarrista Agustín Barrios "Mangoré", enterrados en El Salvador, donde falleció en 1944.


Esta no es la primera vez que Paraguay intenta repatriar los restos de su célebre músico, aunque los impulsores de la iniciativa esperan que sea la definitiva, ya que cuentan con el respaldo de los descendientes del compositor.

El gobernador del Departamento de Misiones, Carlos Arrechea, señaló tras el encuentro con Castiglioni que este es “un pedido muy anhelado” por los habitantes de la zona, puesto que “Mangoré” nació en San Juan Bautista Misiones en mayo de 1885.

“Que esta intención nuestra se convierta en una causa nacional (…). Encontramos una total predisposición y apertura del señor ministro (de Exteriores)”, dijo Arrechea.

Sin embargo, reconoció que una posible repatriación desde El Salvador “va a llevar su tiempo”, ya que el proceso “se está iniciando”.

El diputado Derlis Maidana, del Partido Colorado, presente también en la reunión, recordó que esos dos intentos anteriores fracasaron porque no carecieron del “acompañamiento fuerte del Estado”, algo que esta vez, a su juicio, no ocurrirá.

“El canciller se comprometió a acercar eso al presidente de la República (Mario Abdo Benítez) y de allí se verán las instancias pertinentes”, apuntó Maidana.

La repatriación de los restos del famoso guitarrista paraguayo exigirá “conversaciones bilaterales con El Salvador”, aunque el país centroamericano ya manifestó “renuencias” en las oportunidades anteriores.

Agustín Pío Barrios, más conocido por su sobrenombre guaraní de “Nitsuga Mangoré”, está considerado el más grande guitarrista de Paraguay.

“Mangoré” llevó su música por países como Venezuela, México, Argentina, Uruguay o Cuba, hasta que falleció en El Salvador en 1944.

Desde entonces está enterrado en la ciudad de San Salvador, donde su tumba fue declarada monumento nacional en 1950. EFE