La Cámara de Diputados de Argentina dio media sanción hoy el proyecto de Presupuesto 2019, en medio de fuertes tensiones entre oficialistas y opositores y con disturbios fuera del Congreso entre la policía y manifestantes contrarios al ajuste económico que implicará la ley.


24/10/2018. Política. Tratamiento del presupuesto 2019 en la cámara de diputados. (Foto: Lucía Merle)

La votación se saldó con 138 votos a favor -3 más de los necesarios-, 103 en contra y 8 abstenciones, tras 18 horas de debate con intensos momentos de tensión que obligaron al presidente de la Cámara a realizar dos pausas.

El proyecto, que formaliza un duro ajuste de las cuentas públicas y un aumento de los impuestos en línea con las peticiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), debe pasar ahora al Senado para su aprobación definitiva.

La sesión empezó poco antes del mediodía de ayer y se alargó hasta las 5.45 horas locales (8.45 GMT) de hoy, cuando se llevó a cabo la votación final, en la que el oficialismo contó con el respaldo de un grupo de legisladores opositores.

Mientras tenía lugar el debate, fuera del recinto, fuertemente custodiado por un operativo comandado por el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, movimientos sociales y organizaciones sindicales se manifestaban contra el Presupuesto redactado por el Ejecutivo del presidente, Mauricio Macri.

Los incidentes se desataron cuando un grupo de manifestantes intentó romper el vallado de seguridad y comenzó a arrojar piedras a la policía, a lo que los efectivos respondieron con chorros de agua, gases lacrimógenos y disparos de bala de goma.

Los enfrentamientos, que se extendieron a otros puntos del centro de la capital, se saldaron con 26 detenidos, confirmaron a Efe fuentes oficiales.

Apenas iniciados los disturbios a las puertas del Congreso, un grupo de diputados opositores, principalmente de la izquierda y el kirchnerismo, salieron a la calle para interponerse entre la policía y los manifestantes, pero, según denunciaron, fueron agredidos por los efectivos una vez que se identificaron como parlamentarios.

También hubo tensión puertas adentro del Congreso, cuando, al conocerse los desmanes, la oposición reclamó a gritos interrumpir el debate.

Por los incidentes, la sesión se interrumpió dos veces, una de ellas para una reunión entre los jefes de bloques de Diputados y el ministro de Seguridad capitalino, Marcelo D’Alessandro.

Fuente: EFE