Uno de los guionistas de la saga confirma que están buscando a un nuevo intérprete.


El actor estadounidense Johnny Depp, de 55 años, no interpretará más al capitán Jack Sparrow, el excéntrico bucanero de la saga Piratas del Caribe, ha informado el Daily Mail. El tabloide británico afirma que la producción de la nueva película está buscando un nuevo intérprete para el papel protagonista. Depp, desde el comienzo de Piratas del Caribe, ha interpretado a Sparrow en cinco ocasiones durante 15 años, de 2003 a 2017. El también productor, director, guionista y músico ha ingresado unos 4.000 millones de dólares (3.500 millones de euros) con sus interpretaciones a lo largo de su carrera.

El guionista Stuart Beattie ha confirmado que se están buscando nuevas caras para la próxima película: “Creo que [Depp] ha tenido una gran carrera. Obviamente, él ha hecho a ese personaje suyo y es por el que es más famoso. Los niños de todo el mundo lo aman por este personaje, así que creo que ha sido genial para él, para nosotros y estoy muy feliz por eso”. Y ha añadido: “Creo que Jack Sparrow será su legado. Es el único personaje que ha interpretado cinco veces. Se disfraza de él para visitar a los niños en los hospitales. Antes de que apareciera Jack Sparrow, [Depp] era considerado ese tipo de actor independiente y peculiar que hacía pequeñas y geniales películas de Tim Burton, pero de ninguna manera era una estrella de cine”.

Depp ha interpretado a Sparrow en cinco películas: Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra (2003), El cofre del Hombre Muerto (2006), En el fin del Mundo (2007), En mareas misteriosas (2011) y La venganza de Salazar(2017). En este último filme, el actor se convirtió en un problema por el alcohol y la impuntualidad. De ello informó, por ejemplo, The Hollywood Reporter en un artículo en el que contaba la pesadilla en que se convirtió el último rodaje de Piratas del Caribe. El productor Jerry Bruckheimer contó a este medio que la presión que Depp estaba viviendo debido a los problemas matrimoniales que vivía con su hoy exesposa, Amber Heard, se reflejó en el plató. Fuentes cercanas a la producción aseguraron que Depp bebía excesivamente, que se comportaba de manera violenta con Heard y que llegaba siempre con retraso al set. Ello provocaba que cientos de extras tuvieran que esperar durante horas a que él llegara.

Además, poco antes que se estrenase la película, los medios especializados publicaron varias informaciones sobre el ritmo de vida que llevaba. The Management Group (TMG), la empresa que se encargaba de administrar sus asuntos financieros, presentó un documento de 45 páginas en los que especificaba los absurdos montos de dinero que el actor era capaz de gastar. La cifra que gastaba al mes rondaba los 1,8 millones de euros, que incluían casi 640.000 entre vinos, aviones privados y el mantenimiento de una plantilla de 40 personas.

Fuente: El País