El Senado rechazó ayer el proyecto de declaración que contemplaba instar al Gobierno a trasladar la Embajada de Paraguay en Israel a Jerusalén, en línea con la decisión tomada en mayo por el expresidente Horacio Cartes y revertida después por el nuevo presidente, Mario Abdo Benítez, que volvió a instalarla en Tel Aviv.


La votación solo contó con el respaldo de nueve senadores de los 35 presentes, entre ellos los impulsores de la iniciativa y afines a Cartes.

Varios senadores expresaron durante el debate previo su rechazo y cansancio sobre esta cuestión, que desde el Ejecutivo se da ya por cerrada.

El senador Rodolfo Friedmann, de la bancada del Partido Colorado afín a Abdo Benítez, señaló que ya estaba “demasiado harto” de las discusiones sobre la Embajada y recordó que la Constitución Nacional establece que el manejo de las relaciones exteriores compete al presidente de la República.

A su juicio, esta iniciativa presentada por la bancada cartista buscaba “justificar” la actuación del expresidente, que decidió el cambio de sede unos meses antes de abandonar la Presidencia y sin ninguna consulta previa.

“Que se rechace ya esta payasada del cartismo”, dijo al concluir su intervención.

En la misma línea se pronunció el senador Carlos Filizzola, de la formación izquierdista Frente Guasu, quien además de aludir a la Constitución se refirió a la Resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) sobre este tema.

“Estamos de acuerdo (el Frente Guasu) con que Paraguay tenga su Embajada en Tel Aviv”, zanjó el legislador.

Por su parte, los proyectistas defendieron “el derecho de los pueblos a la autodeterminación”, como apuntó el senador Fernando Silva Facetti, del Partido Liberal (PLRA).

Facetti abogó por “el derecho de Israel a elegir su capital” y señaló que en el Antiguo Testamento se cita Jerusalén como capital de Israel.

A eso, el colorado Antonio Barrios añadió que Paraguay comienza a acercarse a los “enemigos eternos”, y nombró a Irak, Irán y Palestina.

El Gobierno paraguayo, a través de su canciller, Luis Alberto Castiglioni, anunció a comienzos de septiembre que anulaba la decisión de Cartes de trasladar la Embajada a Jerusalén y la devolvía a su sede original, Tel Aviv.

La respuesta de Israel fue la retirada de su presencia diplomática en Paraguay.

Fuente: EFE