Unos 20 valientes decidieron nadar contra la corriente y dar los primeros pasos hacia la producción sustentable de commodities en Naranjal. A ellos se unieron instituciones del gobierno, PTI y el PNUD, en un proyecto que busca restaurar el 100% de los cauces hídricos del distrito, y que busca convertirse en programa emblemático del Gobierno Nacional para ser implementado en todo el Paraguay.


Todo comenzó con unos 20 valientes. Un intendente, una consultora, 18 productores cooperativizados y una gira de campo en la que observaron fincas en las que se implementaba reforestación. Allí se convencieron: ellos serían los pioneros y el distrito de Naranjal reforestaría y restauraría el 100% de su déficit de bosques protectores de cauces hídricos.

El intendente es el Ing. Edoard Schaffrath, y la consultora en producción sustentable Raquel Cáceres. Naranjal es un distrito de Alto Paraná de 63.200 hectáreas en las se producen granos, madera y carne.

“Estamos en un epicentro de producción, y queremos ser un distrito ambientalmente correcto: producir más y mejor”, afirma Schaffrath. Y sus palabras no se quedan en el discurso; Naranjal identificó que tiene un déficit de 503 hectáreas de bosques protectores de causes hídricos, y se propuso trabajar en esa problemática.

Se elaboró un proyecto municipal a ser implementado en conjunto con la cooperativa COPRONAR. La iniciativa cuenta además con el apoyo del INFONA, el Parque Tecnológico Itaipú (PTI) y del proyecto Paisajes de Producción Verde, implementado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y liderado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADES). La cooperativa apoyó a sus productores asociados, y el municipio a los no asociados.

El apoyo de las instituciones públicas, el municipio y el PNUD fueron determinantes para la consolidación de la experiencia, que fue seleccionada por la presidenta del INFONA, Ing. Cristina Goralewsky, como proyecto emblemático a ser presentado al presidente de la República por su potencial de impacto, de modo a que pueda ser replicado a nivel nacional.

En este marco se realizó un taller de sistematización de la experiencia en el que Shaffrath enfatizó en la importancia del compromiso por parte de todas las partes para lograr que el modelo sea sostenible en el tiempo y replicable. Cristina Goralewsky sostuvo que debido al éxito del proyecto quiere utilizarlo “como modelo a ser replicado a nivel nacional como parte de uno de los proyectos emblemáticos del Gobierno. Reconocemos al municipio de Naranjal y a los productores que se adhirieron a la iniciativa por sus resultados en lo económico, social y ambiental. Desde el INFONA vamos a acompañar al productor en la formalización; no queremos ser un ente cobrador de multas”, enfatizó.

Esta mecánica de utilización de proyectos piloto exitoso en terreno como base para el diseño de políticas públicas es una práctica utilizada por el PNUD para validar metodologías localmente y escalar las buenas experiencias de modo a impactar de manera positiva a nivel nacional en el avance hacia el desarrollo sostenible.

La importancia de los bosques protectores de cauces hídricos

Desempeñan importantes funciones de protección del agua ya que estabilizan los bordes de los ríos, reducen la erosión y la cantidad de sedimentos y contaminantes que llegan a las aguas a través de sus sistemas de raíces profundas y fuertes.