Durante una semana, la Dirección de la Patrulla Caminera realizaron controles nivel país y como resultado, fueron retenidos 322 conductores bajo los efectos de alcohol, de un total de 3.460 pruebas de alcotest realizadas.


Los operativos iniciaron el domingo 21 y concluyeron el sábado 27 de octubre del corriente año. En el departamento Central, se registraron a 188 personas que no pasaron la prueba del alcoholímetro.

Se demoró a 408 automotores, cuyos conductores carecían de licencia de conducir y la habilitación municipal de sus rodados. Estas cifras, incluyen a los menores de edad inhabilitados y a los choferes en estado de ebriedad. Durante estos 7 días, se realizaron 1.548 procedimientos, por faltas leves, graves y gravísimas a la Ley Nacional de Tránsito y seguridad Vial, según informa la Dirección de la Patrulla Caminera.