Descargar el Audio

Deisy Silguero, representante de ciudadanos indignados de la ciudad de Concepción, explicó que la Junta Municipal de Concepción no logró determinar la intervención a la administración de la comuna tras la incidentada sesión por parte del concejal Blas Enrique Paniagua.


“Se incidentó la sesión, uno de los concejales estaba muy eufórico, el concejal Blas Enrique Paniagua le gritó a una de las presentes, reaccionaron y se levanto la sesión”, manifestó la mujer.

Los concejales municipales de Concepción habían acordado solicitar la intervención a la gestión de Alejandro Tati Urbieta, luego de las constantes manifestaciones realizadas por los ciudadanos.

“Hubo una reunión con 5 concejales y el único que faltaba era Enrique Paniagua porque el todo el día está en la radio insultando hablando cosas de la manifestaciones”, manifestó Silguero.

El intendente de Concepción está con prisión domiciliaria en su vivienda, imputado por lesión de confianza y apropiación.

Este jueves debe comparecer ante la jueza Penal de Garantías, tercer turno, María Pretona De Giaccomi, para la audiencia de imposición de medidas por desacato judicial.