Un grupo de estudiantes de la Universidad de Brasilia que se manifestaban a favor del presidente electo, el ultraderechista Jair Bolsonaro, fueron expulsados por una horda de alumnos que se oponen al que será el nuevo gobernante de Brasil, hecho que fue repudiado hoy por ese centro educativo.


El suceso, que tuvo lugar en la tarde del lunes, se suma a otro ocurrido la víspera en la universidad de Sao Paulo, y ha llevado a las instituciones a pedir respeto por la libertad de opinión y de expresión al interior de centros educativos.

Ambos hechos evidenciaron posturas radicales de estudiantes a favor y en contra Bolsonaro, quien venció las elecciones el domingo con un 55,13 % de los votos, frente al 44,87 % obtenido por el progresista Fernando Haddad.

En la Universidad de Brasilia, 13 estudiantes que vestían camisetas alusivas a Bolsonaro se manifestaban a favor del ultraderechista con carteles que decían que “la universidad no es lugar para comunistas”.

Aunque los manifestantes no actuaron de manera violenta fueron insultados y expulsados por una horda de alumnos contrarios al ultraderechista que los obligaron a salir de la institución escoltados por policías y agentes de seguridad del centro educativo.

Estos hechos fueron repudiados por la universidad que tuvo que acudir a la policía para contener las manifestaciones del lunes y que se suman a otros actos que se han presentado durante el último mes en el recinto.

“La Administración Superior de la UnB no puede dejar de manifestar repudio a los actos de vandalismo, intolerancia y violencia ocurridos. Tales actos no son admisibles en una institución plural por excelencia, dedicada a formar ciudadanos para el ejercicio democrático”, aseguró la universidad en una nota divulgada este martes.

El otro hecho ocurrió en la facultad de Economía, Administración y Contabilidad de la Universidad de Sao Paulo, donde un grupo de cuatro estudiantes hizo una especie de actuación alusiva a la “nueva era” de Bolsonaro, episodio que fue registrado fotográficamente por otros alumnos y divulgado a través de las redes sociales.

Tres de los estudiantes que hicieron el acto político aparecen sentados frente a un escritorio. Dos de ellos, llevaban armas (se desconoce si eran reales o de juguete) que estaban puestas sobre la mesa.

Del trío de alumnos que estaban sentados, uno vestía con uniforme militar, otro tenía una camiseta alusiva al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el tercero llevaba un traje de corbata negro, semejando a un guardaespalda. Dos de ellos tenían puestas gafas de sol.

El cuarto estudiante estaba de pie, detrás de ellos, y solo se podía ver parte de su rostro ya que el resto estaba tapado por una bandera que tenía dibujada una serpiente.

Sobre el escritorio ellos pusieron dos placas con las frases “la nueva era está llegando” y “¿tiene miedo petista descarada?”, en referencia a los seguidores del Partido de los Trabajadores (PT), formación de izquierdas y cuyo candidato fue Haddad.

El acto representado por los alumnos, todos estudiantes de Administración, según la universidad, fue considerado como un episodio de “incitación a la violencia” y repudiado por la universidad en una nota pública que divulgó tras conocer el hecho.

“En algunas situaciones algo que puede ser pensado como “broma” puede ser el detonante para aumentar la agresividad e incluso las amenazas. Esto es inaceptable porque queremos un ambiente en el que la comunidad pueda pensar, discutir, aprender y crecer”, señaló la universidad en la nota.

En la USP, alumnos a favor y en contra de Bolsonaro se manifestaron ayer en los alrededores de la universidad y fue requerida la presencia de la policía para evitar enfrentamientos entre ambos grupos. EFE