La ministra de la Niñez y la Adolescencia, Teresa Martínez, se reunió con representantes de organizaciones de la sociedad civil para impulsar acciones conjuntas con el objetivo de evitar casos de abusos en los albergues para familias movilizadas por la crecida del río Paraguay, y de darse este tipo de situaciones atenderlos rápidamente.


En la tarde de este martes, la ministra convocó a una mesa de trabajo con representantes de las distintas organizaciones de la sociedad civil. El día de ayer mantuvo un encuentro con autoridades de la defensoría y la fiscalía, ante la situación por la que atraviesan las familias afectadas por la crecida del río Paraguay.

Martínez destacó la difícil situación por la que atraviesan las familias ribereñas que tuvieron que abandonar sus casas ante la crecida atípica del río, y trasladarse a los refugios.

En ese sentido dijo que el hacinamiento trae consigo no solo problemas de salud, sino también situaciones de abusos y maltratos.

Sostuvo que desde la institución lo que se pretende es evitar ese tipo de situaciones y de darse los casos brindar una respuesta inmediata y eficaz, para ello están diseñando estrategias y mejorando otras ya existentes, teniendo en cuenta que la permanencia de las damnificados en los refugios se extendería por varias semanas, ante el anuncio de lluvias continuas durante todo el mes de noviembre.

La secretaria de Estado manifestó que unas tareas que pretenden llevar adelante es un censo de niños afectados por la crecida, para establecer espacios recreativos seguros para los mismos, de modo a que puedan sobrellevar la situación que les toca vivir con sus familias de la mejor manera posible.

“Estamos viendo una mejor coordinación con el objetivo de prevenir las situaciones de violencia y abusos hacia de niños”, afirmó a Paraguay TV.

Durante el encuentro las organizaciones de la sociedad civil se comprometieron a apoyar las acciones planteadas por el Ministerio de la Niñez y la Adolescencia, solicitando retomar la mesa de articulación para la  niñez, en el marco de la protección y atención inmediata, teniendo en cuenta las experiencias de los trabajos de años anteriores, ante los fenómenos de la inundación en los diferentes departamentos del país.

En otro momento la ministra mencionó que hay un dispositivo para las respuestas inmediatas y urgió instalar espacios  de protección,  para el acompañamiento a las familias desplazadas.

Participaron representantes de Plan International Paraguay, Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia (C – DIA),  Buenos Vecinos, ADRA Paraguay, Good Neighbors International, Fundación Teletón, Unfpa, Pastoral Social,  Cruz Roja Paraguaya, Unicef, Global Infancia, Aldeas Infantil SOS, Luna Nueva,  Juntos por la Educación, Municipalidad de Asunción y el Centro de Referencia de Casos del Minna.

 Fuente: Agencia IP