El Ministerio de Industria y Comercio (MIC) anunció que comenzará a realizar inspecciones a los proveedores de comercio electrónico para comprobar si cumplen la ley en materias como la correcta indicación del precio y las características del producto, y con ello proteger al consumidor.


En un comunicado, la cartera industrial informó de que la fiscalización de ese comercio se hará de forma aleatoria mediante un sistema informático que elegirá las páginas de internet a controlar, así como mediante inspecciones presenciales.

El objetivo del Gobierno es establecer un “comercio seguro” para “dar confianza” y proteger al 15 % de consumidores paraguayos que, según datos de la cartera industrial, recurren a internet para realizar sus compras, y que en 2017 generaron un negocio cercano a 255 millones de dólares para los proveedores internacionales.

Así como obligar al cumplimiento de la Ley de Comercio Electrónico, aprobada en 2013, pero sin efectos reales.

A pesar de que el ministerio asegura que “la intención no es sancionar”, advierte de que el incumplimiento de la normativa implicará la apertura de un sumario administrativo, que puede desembocar en la imposición de sanciones.

Las inspecciones serán realizadas por la Dirección General de Firma Digital y Comercio Electrónico del Ministerio; organismo al que la ciudadanía debe dirigir sus denuncias y reclamos por infracciones en ese tipo de intercambios. EFE