El juez Sergio Moro, responsable por la operación Lava Jato en primera instancia, aceptó hoy la invitación del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, para ser ministro de Justicia del Gobierno que asumirá el ultraderechista el próximo 1 de enero.


Moro se desplazó hasta Río de Janeiro y mantuvo una reunión durante cerca de una hora y media con Bolsonaro, quien ya había manifestado su interés de que el magistrado fuera ministro de Justicia o magistrado del Tribunal Supremo de Brasil cuando se abriera la próxima vacante.

El juez ganó fama por llevar a la cárcel a importantes empresarios y políticos, entre ellos al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, a quien condenó por corrupción pasiva y lavado de dinero. EFE