El Poder Ejecutivo dio a conocer este viernes el Decreto 567/18 por el que se crea un programa temporal y limitado para el pago de subsidios a comercios frentistas de las obras del Metrobús sobre la Ruta Mariscal Estigarribia.


Las transferencias monetarias serán financiadas con parte del crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), quien otorgó la no objeción a la medida planteada por el Gobierno.

El decreto otorga al Ministerio de Obras Públicas (MOPC) la facultad de llevar a cabo los pagos, que serán realizados en cumplimiento del componente de viabilización social y ambiental estipulado en el “Programa de Reconversión y Modernización del Transporte Público Metropolitano”, bajo el que se iniciaron las obras del Metrobús.

El documento señala que el pago de estos subsidios constituye una “medida excepcional” por parte del Estado para “resguardar derechos tan fundamentales como el de toda persona a un nivel adecuado para sí y para su familia, y el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental”.

De acuerdo a datos del Ministerio de Trabajo y Empleo (Mtess) unos 193 comercios se vieron obligados a cerrar debido a la realización de las obras del Metrobús que cerraron el tránsito sucesivamente a lo largo de la Ruta Mariscal Estigarribia.

El  “Programa de Reconversión y Modernización del Transporte Público Metropolitano” es financiado parcialmente por el (BID) y la Organización de Países Exportadores de Petróleo para el Desarrollo Internacional (Ofid), con dos créditos aprobados en el año 2013.

Desde el pasado 19 de octubre las obras quedaron oficialmente paralizadas, tras no llegar a un acuerdo entre la empresa contratista y el Gobierno. El Poder Ejecutivo anunció que iniciará un juicio a la empresa por incumplimiento de contrato, que ordenaba las obras hasta el mes de diciembre.

El MOPC inició la puesta a punto de la Ruta Mariscal Estigarribia, el principal sitio de obras, de manera a habilitar al tránsito nuevamente mientras se evalúa el proyecto.

Fuente: Agencia IP