El Ministerio de Hacienda advierte el intento de estafa a adultos mayores en distintos distritos del país, aprovechándose de la buena fe de los interesados en acceder a los beneficios del Programa de la Pensión Alimentaria. Por ello, reitera que todas las gestiones son gratuitas, no tiene ningún costo para el adulto mayor.


Además, recuerda que el cobro de la pensión de los adultos mayores se da exclusivamente a través del Banco Nacional de Fomento (BNF). Las autoridades instan a la ciudadanía, sobre todo a los afectados y sus allegados, a realizar las denuncias concretas ante las instituciones judiciales correspondientes. Se aclara que la pensión mensual se transfiere en calidad de subsidio no reembolsable, intransferible e inembargable, ni acumulable, tampoco se paga haberes atrasados por meses no cobrados por el beneficiario. El pago al beneficiario es desde el ingreso en la planilla fiscal.

El Ministerio de Hacienda es la única institución que tiene competencia en la implementación de la Ley Nº 3728/2009, “Que establece el derecho a la pensión alimentaria para las personas adultas mayores en situación de pobreza”, a través de la Dirección de Pensiones No Contributivas (DPNC). Los autorizados a tramitar, procesar documentos y remitirlos al Ministerio de Hacienda son aquellos designados por Resolución, conforme a lo establecido en la Ley en su Artículo 8º y que actúan de responsable y nexo entre el Ministerio de Hacienda y la comunidad de cada distrito.

Este beneficio del Estado es exclusivamente para las personas mayores de 65 años y más de edad en situación de pobreza, paraguayo natural, que no reciben otras pensiones, jubilaciones u otros ingresos. Los adultos mayores que deseen beneficiarse con la pensión alimentaria deben inscribirse en la municipalidad de la comunidad donde viven y aguardar en su domicilio la visita de los censistas acreditados por el Ministerio de Hacienda debidamente identificados. Ellos  relevarán las condiciones de vida de las personas inscritas, a fin de conocer el Índice de Calidad de Vida (ICV) de los mismos que los seleccione como potenciales beneficiarios.