El presidente de la República, Mario Abdo Benítez se reunió este lunes con el papa Francisco, en una audiencia privada en el Vaticano, en la primera visita que realiza al continente europeo.


El jefe de Estado estuvo acompañado de la primera dama Silvana Abdo y varios ministros del Poder Ejecutivo. El encuentro a solas duró unos 25 minutos.

El mandatario compartió con el pontífice los proyectos sociales que está impulsando su Gobierno y la iniciativa de construir el oratorio a Beata Chiquitunga en la Costanera, según comentó a través de su cuenta de Twitter.

Le entregó varios obsequios como un trono papal, una bandeja con chipa, los típicos panecillos de mandioca, y el libro “La flecha y la cruz” de Efraín Enriquéz Gamón.

También una caja de bombillas de mate en plata y un cuadro que simbolizaba la Sagrada Familia que cruza un río, ante lo que el presidente le recordó al papa que Paraguay está viviendo un periodo de inundaciones, según la agencia EFE.

Otro de los regalos fue una carpeta con el proyecto de una capilla en La Costanera de Asunción dedicada a la Beata María Felicia de Jesús Sacramentado, conocida como la “Chiquitunga” y que es uno de los proyectos de la primera dama.

“Ojalá pueda venir a inaugurarla”, invitó el mandatario a Francisco. Por su parte, el papa le entregó a Abdo Benítez un cuadro que representaba la basílica de San Pedro en 1620 y los cuatro libros que ha escrito durante su pontificado.

Además de un medallón de bronce del que dijo espero que le inspire a trabajar “por la paz y la unidad”.

Tras la audiencia con el pontífice, el jefe de Estado acudió a la reunión con el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolín.

Fuente: Agencia IP