Descargar el Audio

El presunto narcotraficante brasileño Marcelo Fernando Pinheiro Veiga, alias “Marcelo Piloto”, afirmó ser tráficante de armas y drogas, pero negó que el coche bomba, que fue detectado durante un procedimiento cerca de Ciudad del Este, iba a ser usado para rescatarlo de la Agrupación Especializada, donde se encuentra recluido. Negó además ser terrorista y líder del Comando Vermelho, pero reconoció ser integrante del grupo.


Asimismo desafió a las autoridades a probar la versión de supuesto rescate y aseguró que los detenidos en la ciudad de Presidente Franco no son personales de su facción criminal donde no se permite el terrorismo.

Explicó a su vez que todo lo que se publica en Paraguay sobre el Comando Vermelho tiene repercusión en Brasil. Mencionó a su esposa e hijos que lloran al ver las noticias sobre su persona. Añadió que su negocio es el tráfico de armas, las compra en Asunción y vende en Ciudad del Este.

Refirió además que la abogada que alquiló la casa para su esposa e hijos, es inocente y pidió que dejen de mentir sobre su supuesto rescate de la Agrupación Especializada. Acotó que su familia sin problemas venían de Río de Janeiro a visitarlo a la cárcel y lamentó la detención de su esposa.