Descargar el Audio

El calvario de Ana Maria Silva empezó en los ochenta cuando conoció y se casó con el francés Maurice Christian, un hombre que abusó, utilizó y humilló a esta mujer por más de 30 años. Actualmente Ana está condenada a cuatro años de prisión por una causa que asegura, no cometió y solicita la nulidad de su condena por prescripción.


Ana María Silva y su abogado Rodrigo Yudice visitaron los estudios de Radio Ñandutí para explicar la situación del caso.

El caso

Tras varios intentos frustrados por las amenazas de Maurice, en 2007 Ana obtuvo el divorcio. Christian no le perdonó haberle dicho “basta”.

Un año intentó sin éxito que volviera con él y como no lo consiguió decidió destruirla ¿Cómo? ahogándola con múltiples demandas civiles y penales, que logró encaminar gracias a su amistad con personajes muy influyentes en la justicia como es el caso del exminstro Victor Nuñez, cuya hija Catia fue abogada de Maurice Christian y el exsenador Jorge Oviedo Matto, quien fue clave para vaciar una de las empresas que Ana ayudó a construir con su trabajo.

Las denuncias por supuesta apropiación y lesión de confianza promovidas por Maurice Christian contra Ana terminaron en un juicio que se caracterizó por la parcialidad de fiscales y jueces que pese a la contundencia de las pruebas a favor de Ana terminaron por condenarla a 4 años de prisión.

Entre las evidencias presentadas por la querella y el Ministerio Público en este juicio y aceptadas por el Tribunal está un libro contable en blanco que se admitió como “prueba irrefutable” de los supuestos manejos de Ana a espaldas de Maurice.

De más está decir que era Maurice Christian quien administraba el negocio familiar y dibujaba los balances, por un lado para evitar el pago de impuestos y por el otro para “vaciar” la firma y dejar en la calle a su ex-esposa, algo que ex-contadores de la empresa confirmaron ante los jueces.

Ana fue revictimizada en un proceso a todas luces irregular, que encima se desarrolló con la causa prescripta. La Cámara de Apelación anuló el fallo pero los jueces Sindulfo Blanco, Myriam Peña Candia y Torres Kirmser confirmaron lo resuelto en primera instancia también fuera de término.