El partido de ida de la final de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate, que debía jugarse este sábado a las 17.00 horas en la Bombonera, ha sido cancelado debido a la fuerte tormenta que azota a Buenos Aires y aplazado para mañana, domingo, a las 16.00.


“Por motivos de fuerza mayor el partido queda suspendido para mañana, domingo”, anunció la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) a través de su cuenta de Twitter.

“Sí, se suspendió”, dijo, por su parte, el presidente del Boca Juniors, Daniel Angelici, al canal Fox Sports.

Pocos después, a las 15.25 local, la Conmebol lo ratificó a través de su cuenta de Twitter.

El Servicio Meteorológico Nacional también anuncia lluvias para este domingo.

Ninguno de los dos planteles había arribado al estadio, pero sí lo hicieron varios miles de hinchas del Boca Juniors.

El chileno Roberto Tobar recorrió el campo minutos antes del anuncio de la suspensión para analizar el terreno.

El partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores se jugará el sábado 24 de noviembre en el estadio Monumental a las 16.00 horas.

Fuente: EFE