El agente fiscal de la Unidad Especializada de Delitos Económicos y Anticorrupción Rodrigo Estigarribia imputó a Alfredo Damián Morínigo Fretes por la supuesta comisión de los hechos punibles de Estafa, establecido y sancionado en el artículo 185 inc. 1° del Código Penal y por Tráfico de Influencia tipificado por artículo 7 la Ley 2523/04.


Foto: El fiscal Anticorrupción Rodrigo Estigarribia, durante el procedimiento en el Indert.

Según consta en la carpeta fiscal, el 12 de noviembre de 2018, el hoy imputado se habría reunido con José Alberto Da Silva Bogado, funcionario del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT), en la presidencia de dicha institución, y le habría manifestado que sería puesto a disposición del departamento de Recursos Humanos pues habían varias denuncias en su contra, pero que podría “atajar esas denuncias si se aportaba con el equipo”.

La víctima supuestamente aseguró poseer influencias con autoridades del INDERT y que de esa manera lograría detener su traslado del departamento de Asesoría Jurídica.

En los días posteriores, Alfredo Damián Morínigo Fretes habría comenzado a enviarle repetidos mensajes de texto a José Alberto Da Silva Bogado insistiéndole que debía de darle dinero al equipo para solucionar su problema y hasta le habría enviado una fotografía del proyecto de la resolución por la cual sería puesto a disposición de Recurso Humano.

El 14 de noviembre del mismo año, el procesado habría llamado telefónicamente a Da Silva Bogado y le dijo que ya tenía instrucciones de sacarlo de la institución, solicitándole en forma expresa y textual la suma de cincuenta usa” para detener dicha situación, luego bajándole el precio a 30 dólares americanos y finalmente la suma de 100 millones de guaraníes para atajar la resolución a fin de que Da Silva Bogado pudiera continuar en su puesto de trabajo.

Compartí: