La Unidad Especializada en la Lucha contra Delitos Intelectuales, Lavado de Dinero, Financiamiento del Terrorismo y Anticontrabando, a cargo del fiscal Humberto Javier Rosetti, requisó una gran cantidad de medicamentos de origen brasileño que ingresaron presumiblemente de contrabando al país.


El procedimiento tuvo lugar este martes 20 de noviembre en el distrito de Santa Rita, tras una denuncia presentada por responsables de la Oficina Regional del Departamento Técnico Aduanero de Vigilancia Especializada (DETAVE).

El local intervenido pertenece a “FarmaVida” y está ubicado en el centro urbano del municipio santarriteño, de donde la comitiva se incautó unas 30 cajas de medicamentos brasileños de diferentes tipos, sin ninguna documentación. Los productos presumiblemente se introdujeron a territorio nacional sin autorización y sin el pago de los impuestos correspondientes, según presumen los investigadores.

 

“También encontramos medicamentos extranjeros, importados legalmente, pero existen otros sin documentación respaldatoria que justifiquen su ingreso al país. Los responsables de la firma no pudieron justificar su origen”, manifestó el fiscal Rosetti.

La investigación es por la supuesta comisión de los hechos punibles de contrabando, medicamentos falsificados y comercialización de medicamentos no autorizados. Los productos incautados serán remitidos a la bóveda de la Fiscalía Regional de Ciudad del Este, por disposición del fiscal Humberto Rosetti.

Compartí: