Se llevó a cabo la presentación y validación del Plan de Gestión coordinado, participativo y sostenible para los componentes en serie del Patrimonio Mundial, Misiones Jesuíticas de Jesús de Tavarangue y Santísima Trinidad del Paraná.


La iniciativa, que es un requisito de la UNESCO, busca mejorar la gestión en los patrimonios y su entorno, de modo a planificar las necesidades de forma anual para saber qué se necesita, en cuánto tiempo y con qué recursos económicos se cuenta para cumplirlas.

En la ocasión, el asesor técnico de la Senatur, Benjamín Chamorro, manifestó que a través de este plan, Paraguay estará trabajando de forma competitiva, adecuándose a las exigencias del turismo y preservación a nivel mundial. En su alocución dio especial destaque a las posadas turísticas, eslabones fundamentales en la Ruta Jesuítica, manteniendo activas a las comunidades aledañas a través del hospedaje, pernocte y gastronomía, generando el gasto turístico que beneficia a todos.

Por su parte, la secretaria de Turismo de la Gobernación de Itapúa, Olga Fisher, mencionó que la calidad del destino se debe potenciar a través de un trabajo mancomunado entre los sectores público y privado, con el fin de posicionar a Itapúa como destino turístico, haciendo visible no solamente sus patrimonios sino también su cultura, sus playas, sitios naturales, y otros atractivos.

La presentación estuvo a cargo del consultor de la UNESCO, Alfredo Conti, quien indicó que si se llegó al 80% del desarrollo del plan de gestión es gracias al trabajo de los técnicos y actores locales, entre ellos Senatur, Cultura, municipalidades, Gobernación, y más aún el trabajo activo y comprometido de las comunidades.  “Antes de fin de año se completará este plan y será publicado para que todos los involucrados puedan tener acceso y evaluar las acciones que se irán realizando”, expresó Conti.

Compartí: