Atlético de Madrid y Barcelona compiten este sábado por la cima de la liga española en el Metropolitano, en un indudable examen parcial por el título, un duelo enorme en lo colectivo y en lo individual que no admite concesiones ni matices, aunque aún quede mucho por disputar de la carrera hacia el éxito.


La permanencia en la primera posición del Barcelona exige el triunfo. También lo requiere el salto inmediato a esa plaza del Atlético, que en ese caso también dependería del resultado dominical del Sevilla, segundo, frente al Valladolid y que rebusca su primera victoria en la Liga ante ese rival de toda la era Diego Simeone.

Nunca le ha ganado en el campeonato, sí en la Liga de Campeones, dos veces, y sí en el global de un torneo entero, cuando un empate en el Camp Nou le lanzó a su último título liguero, en 2014, en una sucesión de enfrentamientos entre todas las competiciones dominado por el Barcelona, con 13 triunfos y 8 empates en sus 23 duelos.

Es el peor rival de la era Simeone. Este sábado le desafía de nuevo en el Wanda Metropolitano, donde el Atlético encadena seis triunfos, ha ganado 18 de sus últimos 21 choques, 17 de ellos sin gol en contra, y expone su ambición en esta temporada, invicto en la Liga desde la jornada tres.

El conjunto azulgrana intentará ganar en el nuevo estadio rojiblanco, donde el año pasado cosechó su primer empate (1-1) y encadenó su octavo partido de LaLiga sin perder como visitante ante el Atlético.

Esta vez, el Barça se medirá a los del ‘Cholo’ Simeone sin una de sus piezas indiscutibles en el centro del campo, el croata Ivan Rakitic, lesionado, pero que en cualquier caso hubiera sido baja para este partido por su expulsión contra el equipo sevillano. También se perderán el encuentro por lesión el defensa Thomas Vermaelen y el centrocampista Sergi Samper.

Sin Rakitic, Ernesto Valverde podría volver a apostar por un 4-4-2, con Messi y Luis Suárez en punta y un centro del campo con Sergio Busquets, Arthur, Rafinha y Arturo Vidal. El chileno hace tiempo que está pidiendo paso y apunta al once titular.

En defensa, la única duda de Valverde será si mantiene a Clément Lenglet como pareja de Gerard Piqué en el eje de la zaga o da entrada a Samuel Umtiti, que hace días que se entrena al mismo ritmo que sus compañeros tras superar una lesión en el cartílago de su rodilla izquierda.

La dupla Piqué-Lenglet ha encajado 13 goles en 8 partidos y esa fragilidad defensiva ha sido el principal problema del Barça en este primer tercio de temporada, así que todo parece indicar que ha llegado la hora de que Umtiti recupere la titularidad. EFE

Compartí: