Más de 70 piezas de artesanía de encaje ñandutí, pertenecientes a la colección particular de Annick Sanjurjo y Albert Casciero, fueron entregadas a la Fundación Texo, en un acto de entrega desarrollado en Casa Texo, con presencia del ministro de la Secretaría Nacional de Cultura (SNC), Rubén Capdevila.


El presidente de la Fundación Texo, Daniel Nasta, expresó que “para la Fundación Texo es un honor recibir esta importante colección de Ñandutí, considerado como patrimonio cultural de nuestro país”.

En la ocasión, el ministro de Cultura hizo entrega de un certificado de gratitud a los donantes de esta invaluable colección.

En 2015, Sanjurjo y Casciero publicaron un libro titulado “Encaje del Paraguay” en donde se documenta la importante y única artesanía paraguaya y agrega un capítulo irremplazable en la historia escrita del Paraguay. También se lanzó un documental filmado originalmente en película de 16mm en donde se muestra la técnica y el proceso del encaje.

“Ñandutí” es el nombre con que se conoce el encaje de hilo, generalmente de algodón o seda, que se hace a la aguja en el Paraguay desde tiempos de la colonia. Su característica más sobresaliente es que está conformado por pequeños cuadrados, rectánuglos o círculos generalmente de unos 5 a 8 cm, cuya urdimbre es siempre radiada.

Sobre Annick Sanjurjo

Nacida en Asunción, es egresada de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Asunción, donde por muchos años ejerció la docencia. Desde 1975 se encuentra radicada en Estados Unidos donde se dedica principalmente a labores relacionadas con el estudio de las artes plásticas latinoamericanas y expresiones de su país natal.

Compartí: