La canciller alemana, Angela Merkel, "subrayó la necesidad de distensión y diálogo" entre Moscú y Kíev en una conversación telefónica anoche con el presidente ruso, Vladímir Putin, centrada en el incidente del domingo en el estrecho de Kerch, informó hoy el portavoz del Ejecutivo alemán, Steffen Seibert.


“Ambos discutieron la opción de un análisis del incidente con la participación de expertos rusos y ucranianos en gestión fronteriza”, precisó el portavoz en un comunicado y agregó que en este aspecto, Merkel y Putin acordaron permanecer en “estrecho contacto”.

La canciller había hablado asimismo con el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, a quien expresó su “preocupación” por la tensión desatada tras el incidente del domingo en el estrecho de Kerch, así como la necesidad de “distender” la situación creada en el conflicto entre Kiev y Moscú, según el comunicado emitido por Seibert.

Merkel expresó asimismo su voluntad de contribuir a esa distensión y ambos mandatarios acordaron en su contacto mantenerse “en estrecho contacto”.

Ya horas antes, en una rueda de prensa ordinaria, el Gobierno alemán había pedido “contención” y “diálogo” urgente a Rusia y Ucrania.

Seibert señaló en referencia a Rusia que no hay “justificación” para el uso de la “violencia militar” y exigió a Moscú la liberación de los barcos militares ucranianos apresados y de los marinos detenidos.

También recordó que el Gobierno alemán se reafirma en la defensa de la “integridad territorial y la soberanía nacional” de Ucrania en lo que respecta a Crimea, la península ucraniana que Rusia se anexionó en 2014.

Seibert consideró además que la reciente construcción del puente entre Rusia y la península de Crimea (que sólo está comunicada por tierra con Ucrania) es “ilegal”.

Fuente: EFE

Compartí: