Descargar el Audio

Luego de seis meses de la presentación del performance del artista Bruno Almada en el Besatón la fiscala Carmen Bogado decidió acusar y elevar a juicio oral la causa en su contra, por la figura penal de actos exhibicionistas. El joven aclaró que su trabajo no tuvo ningún contenido sexual y que solo presentó su puesta artística en un festival con permiso municipal para realizarse.


El 17 de mayo de este año, el artista y performer Bruno Almada (26) caminó envuelto en plástico entre el público que asistía al Besatón, una convocatoria que ya es casi una tradición anual de la comunidad LGTBI (Lesbianas, Gais, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales).

A medida que avanzaba se iba despojando de ese envoltorio, hasta quedar en shorts y una camisilla recortada. Hacia el final, hurga en sus shorts y extrae un frasco de purpurina, cuyo contenido esparce. Era parte de una performance titulada ”Paraguay no me mates”, aseguró Almada Colmás.

Esa noche también había en la plaza de Armas niños en situación de indigencia, desplazados por la crecida del río Paraguay. La coincidencia convirtió a los chicos en espectadores de la performance, hecho que derivó en que un sector de la sociedad se escandalizara y denunciara.

Compartí: