Descargar el Audio

Según la OMS, se estima que el 5% de la población mundial vive con algún tipo de discapacidad. Andrea Paola Salgado, directora del Programa de Desarrollo Inclusivo y Discapacidades de la Fundación Visión dijo que si proyectamos este dato a Paraguay, se podría estimar que casi un millón de paraguayos viven con alguna discapacidad.


Salgado dijo que lo ideal es que se reconozca a todos los ciudadanos como personas, niños, niñas, abuelos que nacieron con alguna discapacidad y luchar contra la discriminación y contra la costumbre de ocultarlos. “Cuando uno quiere participar en la escuela, colegio, universidad, casarse u otro, no tiene que haber prejuicios, la incapacidad no es sinónimo de imposibilidad”

La directora reconoció que si bien en nuestro país existe una legislación sobre el tema, depende de la sociedad civil el aceptarla y cumplirla. “Hay que ayudar entre todos los ciudadanos para hacer accesibles las calles, veredas y espacios públicos. La inclusión empieza por cada uno”, recalcó.

“Día Internacional de las Personas con Discapacidad”: cinco formas en las que podemos ser inclusivos

1- Cambiemos la idea de “No pueden” por el “Sí pueden”.

Entendamos que las personas con discapacidad desarrollan sus habilidades de formas diversas, caminan con ruedas o bastones, leen con programas de voces en las computadoras, ven algo con lupas en su celular, hablan con sus manos en la lengua de señas, escuchan algo con audífonos, aprenden con palabras concretas y dibujos o interactúan con rutinas.

2- Cambiemos nuestra forma de expresarnos. Debemos cambiar nuestro lenguaje.

La forma en que nos referimos a las personas que tienen algún tipo de discapacidad puede destruir, en vez de empoderar. Llamala por su nombre, o señor, señora, joven niño o niña. Debemos eliminar palabras tales como:

  • Discapacitado (debemos decir “PERSONA con discapacidad”)
  • Minusválido
  • Especial
  • Sordomudo
  • Invidente
  • Mentecato
  • Locos, entre otras.

No participemos de conversaciones discriminativas, no usemos palabras relacionadas con discapacidad para insultar o hacer chistes.

3- Protestemos ante lugares no inclusivos.

No avalemos situaciones de discriminación. Si vemos lugares sin rampas, reclamemos; si vemos informaciones sin alternativas como audio, braille, letras grandes, intérprete en lengua de señas, subtítulos o palabras claves con dibujos, ayudemos a pedirlo.

4- Aprendamos a comunicarnos y a interactuar con las personas con discapacidad.

No dejemos que ellos sean quienes deban hacer el sobre esfuerzo por interactuar sino, por el contrario, busquemos todas las formas posibles por facilitar su interacción, actuando naturalmente como con cualquier persona pero dando reconocimiento a su necesidad. Aprendamos a: guiar a una persona ciega, manejar una silla de ruedas, comunicarnos con lengua de señas, hablar de modo que se puedan leer nuestros labios, practicar presentar nuestras ideas con palabras sencillas, etc.

5- Defendamos sus derechos.

No avalemos ningún tipo de discriminación que podamos llegar a ver por parte de personas, comercios, espacios educativos, empresas o cualquier otro lugar. Si eso ocurre, notifiquemos dicha situación a la Secretaria de Derechos de las Personas con Discapacidad (SENADIS)

Compartí: