Descargar el Audio

La directora de Meta Humano y Life Coach, Karina Martincich durante su visita al 'Salón' de Ñandutí, nos explicó y profundizó cuáles son las cuatro fases que cada uno debe pasar y conocer para convertirse en el "protagonista" de su vida. Entre ellas pueden existir trabas, problemas, obstáculos y deseos de rendirse, pero según Martincich, todo depende de qué tanto buscamos, queremos o hasta qué tan lejos estamos dispuestos a llegar en cumplir lo que queremos.


Las cuatro fases: 

La primera es la Iluminación: 

“La fase de la iluminación es cuando tenemos ideas. Desde el couching siempre hacemos preguntas, entonces las preguntas serían, qué hago con mis ideas, dónde las genero, como guardo mis ideas”

“Entonces anotamos y hacemos una familia de ideas. Y algo muy importante es cómo permito que las ideas de otros me ayuden, o sea, sumen”

“Hacer el ejercicio y preguntarse a uno mismo si permitimos las ideas de los demás”

La segunda fase es el proceso y reconocer las ideas que tenemos:

“La segunda fase es la del proceso. Nuestra idea pasa a la acción. Cuando ya tengamos la idea, la segunda fase es convertirla en un propósito”

“Entonces la pregunta es dónde pongo el objetivo, hacia dónde voy, que tiempo, cómo hago. Voy definiendo las acciones que debemos hacer”

“Vamos construyendo con temas medibles nuestro propósito”

La tercera fase, “las crisis y los problemas”:

“La tercera fase son las crisis, la fase de las crisis. Se ponen a pruebas los propósitos, los objetivos, entonces nos preguntamos cosas cómo me metí en esto”

“Esto sirve para el mundo laboral y la vida personal. En la tercera fase aparecen los enemigos”

En esta fase, aparecen posibles trabas, obstáculos o desmotivaciones, pero todo eso tendría que dejarse de lado y concentrarse en qué tan grande es nuestro deseo de conseguir lo que buscamos, que tanto queremos ser protagonistas.

“Los enemigos son las dudas u obstáculos que aparecen al intentar llevar a cabo una idea. La pregunta que deberíamos hacernos en este caso es, que tanto quiero hacer eso”

“Si reafirmamos en que queremos hacer eso estamos en buen camino. Si nuestro deseo no es tan grande pues nuestro propósito no está bien definido”

Finalmente, la cuarta y última fase es: Lograr lo que nos propusismos. 

 

Compartí: