El niño afgano Murtaza, que se hizo famoso por su camiseta improvisada de Leo Messi y que llegó a conocer a su ídolo en persona, se ha visto obligado a huir de su hogar en el sur de Afganistán por una ofensiva de los talibanes.


Compartí: