Descargar el Audio

La senadora Desirée Masi, comentó el extitular Óscar Boidanich nunca respondió a los informes de su administración solicitado por el Senado. Señaló que 2 millones de dólares eran destinados para una administración pequeña y de gran responsabilidad, donde los auditores solo ganaban G. 3 millones.


 

A su parecer, la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes, quedó totalmente debilitada, y vulnerable para los auditores que conllevan una gran responsabilidad de los movimientos bancarios millonarios.

“En el caso de una instancia tan técnica no podemos saber que es lo que se necesita, el jefe de auditores ganaba menos de mil dólares, ahora se intentó equiparar con el sueldo de superintendencia”, expresó.

Compartí: