Descargar el Audio

El abogado Geza Poka, defensor del donante explicó que si bien su cliente había dado un previo acuerdo y que incluso inició el tratamiento para la fecundación in vitro, hubo una ruptura en la relación de pareja que lo impulsó a negarse al termino del procedimiento. Agregó que si la criatura nace, la ley paraguaya le otorgará automáticamente el rol de padre, sin importar que la madre no pide que él se haga cargo.


“El se opuso y por ese motivo recurrimos al amparo. Acá no hay una legislación para desvincularse legalmente, si nace el chico él tendrá las obligaciones de cualquier padre. Si bien no está en el animo de ella que él se haga cargo, ella no quiere generar más conflictos sino ser madre y llegar a un acuerdo”, explicó el abogado.

El histórico fallo de la Corte

La mujer de 38 años obtuvo el fallo judicial a favor para que le sean implantados dos embriones fecundados junto a su ahora expareja, tratamiento iniciado bajo consentimiento de ambos. El médico tratante aguarda la notificación legal para continuar o no con el proceso.

Compartí: