Descargar el Audio

Richard Pereira, padre del joven del mismo nombre que quedó parapléjico tras recibir un disparo de arma de fuego por parte de un policía. Pereira comentó que nuevamente se suspendió el juicio oral a los dos policías implicados y que recordar todo esto es una como una "herida abierta" que nunca sana. "Mi hijo quedó con 82% de discapacidad y seguimos remando y duele más rogar por la justicia", aseveró.